Buscar
  • Sara Bautista Espinel

BROWNIE para calentar el alma en la soledad

Ingredientes

4 huevos

200gr de azúcar

250gr de chocolate amargo

120gr de harina de trigo

1 pizca de sal

Nunca me gustó el brownie que hacía mi mamá, me parecía seco y demasiado sofisticado para lo que, yo creía, debía ser un un brownie. Así que, viviendo sola en Italia y con una necesidad enorme de calentarme y consentirme en la soledad, decidí experimentar con diferentes recetas de brownie. Tuve tiempo, así que fui perfeccionando la receta. ¡Entonces, empecemos!


Poner al baño maría el chocolate y la mantequilla hasta que estén derretidos y completamente mezclados. En este punto, agregar el azúcar y mezclar hasta que quede una pasta homogénea.

Luego quitar del fuego, agregar rápidamente lo huevos (es importante hacer este paso rápido porque los huevos, al contacto con el chocolate caliente, se pueden cocinar) y batir con mucha energía para, finalmente, agregar la harina.

Después enmantequillar (o untar de mantequilla) y enharinar (luego de la mantequilla espolvorear harina de tal manera que se pegue a la mantequilla recientemente aplicada) un molde de tamaño mediano. Vertir la mezcla y poner en el horno por 40 minutos a una temperatura de 170°C.


Luego de almorzar en algún parque cerca a la Universidad, yo iba a una máquina de espresso, y sacaba mi brownie para cerrar con dulce ese momento que estaba tan cargado de soledad. El brownie es esa dosis de azúcar que todos necesitamos en un momento de soledad o que, como a mí me gusta, es perfecto para, luego de almorzar, tomar un café y un pedazo de esta torta (que si queda bien es un poco melcochuda). ¡Así logramos equilibrar el universo!



*Receta de Valentina Sarmiento

64 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo